Valoraciones

La evaluación psicológica es aquella que se ocupa del estudio del comportamiento del niño en su interacción recíproca con el ambiente físico y social, con el fin de describir, clasificar, predecir, y, en su caso, explicar su comportamiento. Para ello es necesario conocer las causas y/o factores que intervienen en el origen, desarrollo y configuración del problema identificando los factores de riesgo en su entorno familiar, escolar y social. También es importante conocer el desarrollo psicobiológico del niño, cuáles son los signos, síntomas, síndromes o enfermedades que presenta o ha presentado. Para ello es necesario la recogida de datos mediante la entrevista con el niño y la familia, para obtener toda la información ya sea manera observacional viendo el juego del niño como de pruebas estandarizadas.

El desarrollo infantil es un proceso dinámico y complejo en el que la interacción de los aspectos biológicos, psicológicos y sociales conforma progresivamente las habilidades que permitirán al niño relacionarse satisfactoriamente con su entorno. La finalidad de todo proceso de evaluación en desarrollo infantil es dar la oportunidad de que tanto los padres como los profesionales tengan un conocimiento, lo más completo posible, acerca de las capacidades y limitaciones del niño, de manera que estén preparados para generar las pautas de intervención que resulten más eficaces: encontrar
respuestas útiles y generar estrategias adecuadas. La detección precoz de problemas en el desarrollo es de suma importancia, ya que
permite acceder a un diagnóstico y tratamiento oportunos al identificar de forma temprana a los niños que no realizan las actividades que corresponden a su edad, y dar pie a acciones que permitan a estos niños continuar con la adquisición de habilidades del periodo que les corresponde.

La valoración de logopedia es fundamental para identificar, recabar información y evaluar la necesidad de intervención en los menores con sospechas de dificultades en el habla, lenguaje y comunicación.


Es la primera toma de contacto con la familia, usuario y entorno de éste, en la que se realiza una observación clínica del profesional, así como la aplicación de pruebas de evaluación del lenguaje estandarizadas, en caso de ser necesario. Todo ello será parte esencial del proceso diagnóstico y para la decisión de intervención adecuada a cada caso.


La valoración desde el área de logopedia hace referencia en concreto al proceso que se lleva a cabo para detectar las causas orgánicas o funcionales que interfieren en el correcto desarrollo del lenguaje, el habla y la comunicación o en el uso de la voz. Es importante recoger información detallada sobre aspectos relevantes, entre otros, el motivo de la consulta, los antecedentes familiares, el historial médico, los resultados de las pruebas y
exámenes realizados por otros profesionales, el desarrollo general, las pautas de alimentación o las condiciones de uso de la voz.


Si tienen cualquier duda, sospecha o han sido derivados por algún otro profesional por observar dificultades en el área comunicativa de su hijo, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

El fisioterapeuta, participa en el proceso de valoración en aquellos casos en los que se conoce que el niño posee o tiene riesgo de sufrir problemas motrices. Mediante la valoración se conoce el nivel funcional motor en el que se encuentra el niño, se detecta la existencia de trastornos que estén limitando la evolución motriz del niño o interfiriendo en la calidad de sus adquisiciones, se evalúa si dichos trastornos suponen riesgos posturales y se elabora una hipótesis acerca del pronóstico funcional del niño. Este proceso de valoración es clave para poder plantear objetivos e intervención en los casos que sean necesarios

El proceso de evaluación en Terapia Ocupacional infantil consiste en el conocimiento y análisis del menor, la familia y el entorno.  Se conocen y analizan las actividades significativas para el menor, habilidades motoras, percepción y procesamiento sensorial, funciones y estructuras que dificultan la realización de las actividades, análisis del contexto y valoración de la necesidad de proporcionar ayudas técnicas y/o adaptaciones del entorno que favorezcan la autonomía e independencia del niño.

La evaluación neuropsicológica es un proceso que pretende determinar el estado cognitivo y el estado emocional, así como, el funcionamiento ejecutivo y otras funciones asociadas a los lóbulos frontales, mediante la observación clínica y el uso de test, baterías y pruebas neuropsicológicas estandarizadas.

Disponible en Espartinas

¿En qué centros puedes encontrarlo?