cpm

Método KiVa, la gran esperanza para combatir el acoso escolar

Combatir el acoso escolar
Combatir el acoso escolar. 
En España llevamos años cuestionando el sistema educativo, sin embargo son pocas las actuaciones que se llevan a cabo para solventar los problemas que presenta. Una prueba de ello es que año tras año nos llevamos las manos a la cabeza cuando se publican los resultados del Programa Internacional para la Evaluación del Estudiante (más conocido como Informe PISA). Pero nada se hace al respecto.

Si bien, un asunto que ha entrado de golpe a formar parte de la ya convulsa situación educativa española ha sido el acoso escolar o bullying. Algunas investigaciones apuntan que más de 193.000 niños y niñas sufren actualmente esta situación en sus colegios o institutos. Una situación cada vez más preocupante que ni instituciones ni familias saben cómo atajar ni cómo combatir el acoso escolar.

En este sentido es importante que echemos la vista a los países nórdicos, de los cuales tanto tenemos que aprender en materia educativa. En Finlandia, por ejemplo, no solo cuentan con uno de los mejores sistemas educativos del mundo, sino que además han puesto en marcha un nuevo método para combatir el acoso escolar. Método KiVa es como se le ha denominado.

Cómo combatir el acoso escolar a través del método KiVa

El método KiVa no enfrenta a la víctima con el acosador. Su actuación se centra en los alumnos que son testigos de tales situaciones. El objetivo es que el “público” que asiste a tal escena no se rían ni participen de la misma interiorizándola como algo normal o divertido. Es decir, se busca influir en esos espectadores para que no participen indirectamente en el acoso.

Si se consigue cambiar esta dinámica, el acosador ya no obtendrá el reconocimiento que persigue con el bullying y deja de hacerlo porque no le aporta ningún beneficio.

Asimismo, los estudiantes son educados en unas 20 clases que tienen lugar a las edades de 7, 10 y 13 años. De esta forma se les conciencia desde pequeños y se van atajando los problemas que van surgiendo en las diferentes etapas educativas.

Los adultos, por su parte, también tienen un peso específico en el método KiVa para combatir el acoso escolar. En cada escuela se designan a tres alumnos que serán los encargados de hacer el seguimiento y detectar los posibles casos de bullying. A continuación hablan con la víctima para tranquilizarla y darle confianza en que todo se solucionará y, posteriormente, lo hacen con el o los acosadores y testigos.

De esta forma se ha reducido minimizar el número de casos de este tipo, convirtiéndose en una de las propuestas más prometedoras de este tipo.

Desde CPM estamos totalmente concienciados con el tema y ponemos todos nuestros medios al servicio de la labor de combatir el acoso escolar. Tanto es así que disponemos de planes específicos de actuación. Si estás interesado o necesitas información, no dudes en solicitárnosla.

Fuente: Psicología y mente
Imagen: Crhoy