cpm

La fisioterapia acuática se descubre como una gran alternativa para lesiones físicas y neurológicas

Beneficios de la fisioterapia acuática
La fisioterapia desarrollada en el agua está ganándose el favor del público. Cada vez son más las personas que descubren los beneficios de la fisioterapia acuática y es que se ha revelado como un tratamiento eficaz para la eliminación y el alivio de dolencias, así como para llevar a cabo procesos de rehabilitación.

Es cierto que estamos ante una metodología reciente. Sin embargo su futuro está más que garantizado gracias a la demostración de su eficacia en diferentes tipos de lesiones, ya sean físicas o a nivel neurológico.

En este sentido, es importante poner de manifiesto que los beneficios de la fisioterapia acuática se extrapolan tanto a personas con discapacidad como a personas que han sufrido un problema o accidente puntual.

Es necesario dejar constancia que las propiedades hidrodinámicas del agua facilitan los movimientos y, además, generan estímulos sensoriales positivos. Este hecho, unido a su capacidad para conseguir que se relajen los músculos, hace de los tratamientos en piscinas para discapacitados una potente arma.

Beneficios de la fisioterapia acuática

La principal ventaja del medio acuático para desarrollar sesiones de fisioterapia es que reduce el peso del cuerpo humano. De esta manera, al fisioterapeuta le resulta más sencillo trabajar. Por su parte, a los pacientes con movilidad reducida o falta de fuerza les resulta más fácil moverse, con la consiguiente gratificación que esto supone para ellos.

Por su parte, el tiempo de recuperación también se ve reducido con esta modalidad fisioterapéutica. Debido a que el cuerpo pesa menos, el paciente se puede mover más y mejor, lo cual favorece su motivación. El cúmulo de todas estas circunstancias provoca que se consigan mejores y más rápidos resultados.

Otra cuestión clave es que el agua permite la realización de ejercicios más complejos que fuera del medio acuático serían más difíciles de realizar. Todo ello sin olvidar lo relajante y gratificante que resulta disfrutar de un baño en una piscina. Las buenas sensaciones se terminan reflejando en los objetivos alcanzados.

No obstante, para favorecerse de los beneficios de la fisioterapia acuática hay que contar con unas instalaciones adecuadas. En CPM disponemos de una piscina perfectamente adaptada para personas con o sin discapacidad. Asimismo, el resto de instalaciones (vestuarios, accesos, zonas anexas, etc.) también están perfectamente acondicionadas.

Si necesitas ampliar la información, no dudes en ponerte en contacto con nuestro centro. Estaremos encantados de atenderte.

 

Fuente: Vitónica